¡SALUD, PROLETARIOS!

Recopilación de textos por la revolución comunista internacional.

FUCILAZOS sobre el LIBERALISMO

           "Todas las medidas encaminadas a restringir la competencia y la acumulación de capital en manos privadas, la restricción o suspensión del derecho de herencia, la organización del trabajo por parte del Estado, etc., todas estas medidas no sólo son posibles medidas revolucionarias, sino que son medidas necesarias. Son posibles en la medida en que todo el proletariado insurgente las sostiene y las defiende con la fuerza de las armas. Son posibles, a pesar de todas las dificultades y los inconvenientes alegados por los economistas, porque todas estas dificultades e inconvenientes impelen al proletariado a dar un paso tras otro hasta que la propiedad privada sea completamente abolida, si no quiere perder de nuevo lo ya conquistado. Son posibles como medidas preparatorias, fases temporales, de transición, hacia la abolición de la propiedad privada, y no tienen otro fin.

       "El Sr. Heizen, sin embargo, las propone como permanentes, como medidas finales. No van encaminadas a la preparación de nada más, sino que son definitivas. Para él no son un medio, sino un fin. Las propone para un estado normal, pacífico, de la sociedad burguesa, no para una situación revolucionaria. Y esto las hace imposibles y a la vez reaccionarias. Los economistas burgueses no se equivocan respecto a Heizen cuando presentan sus medidas como reaccionarias comparadas con la libre competencia. La libre competencia es el último, el superior y más desarrollado estadio de la propiedad privada. Por tanto, toda medida que, partiendo de la base de la propiedad privada, vaya dirigida contra la libre competencia, es reaccionaria, pues va encaminada a restablecer fases inferiores del desarrollo de la propiedad. Por esa misma razón debe ser finalmente arrollada de nuevo por la competencia, provocando así la vuelta a la situación actual. Estas objeciones hechas por la burguesía pierden todo su valor si en lugar de considerar las medidas expuestas arriba como reformas sociales, las propugnamos como puras medidas de salud pública, como medidas revolucionarias y transitorias. Pero en lo que concierne a la república campesino-socialista tricolor del Sr. Heinzen, estas objeciones son devastadoras."

F. ENGELS, Los comunistas y Karl Heinzen (1847)

               "Por lo demás, el sistema proteccionista no es sino un medio de establecer en un pueblo la gran industria, es decir, de hacerle depender del mercado mundial ; pero desde el momento en que depende del mercado mundial, depende  ya más  o  menos del libre cambio. Además, el sistema proteccionista contribuye a desarrollar la libre concurrencia en el interior de un país. Por eso vemos que, en los países donde la burguesía comienza a hacerse valer como clase, en Alemania, por ejemplo, realiza grandes  esfuerzos para lograr aranceles protectores. Para ella son armas contra el feudalismo y contra el poder absoluto; son para ella un medio de concentrar sus fuerzas y de realizar el libre cambio en el interior del propio país.

             "Pero, en general, el sistema proteccionista es en nuestros días conservador, mientras que el sistema del libre cambio es destructor. Corroe las viejas nacionalidades y lleva al extremo el antagonismo entre la burguesía y el proletariado. En una palabra, el sistema de la libertad de comercio acelera la revolución social. Y sólo en este sentido revolucionario, yo voto, señores, a favor del libre cambio."

K. MARX, Discurso sobre el librecambio (1848) 

             "Los conflictos que nacen de las condiciones de la propia sociedad burguesa hay que llevarlos hasta el fin; no es posible eliminarlos imaginariamente. La mejor forma de Estado es aquella en que las contradicciones sociales no son ahogadas, no son contenidas por la fuerza, es decir, artificialmente y por tanto sólo en apariencia. La mejor forma de gobierno es aquella en la que las contradicciones se afrontan abiertamente en la lucha y en ella encuentran su solución."

K. MARX, La revolución de junio (1848)

            "Desde el momento en que dos soberanos no pueden o no quieren entenderse se convierten en dos soberanos enemigos. [...] El derecho mayor corresponde a la fuerza mayor. La fuerza se demuestra en la lucha. Y la lucha se demuestra en la victoria. Las dos fuerzas sólo pueden afirmar su derecho mediante la victoria, o negarlo mediante la derrota."

K. MARX, La crisis de Berlín (1848) 

         "Pero nosotros decimos a los obreros y pequeño-burgueses: antes que volver a una forma social caduca, que so pretexto de salvar vuestras clases sumergirá de nuevo a la nación en la barbarie medieval, más vale sufrir en la sociedad burguesa moderna, cuya industria crea los medios materiales necesarios para la fundación de una sociedad nueva que os liberará a todos."

K. MARX, Montesquieu LVI (1849) 

 

             "En las relaciones internacionales, la burguesía lleva a cabo una política de guerra y de anexiones, es decir, en la fase actual del sistema, una política aduanera restrictiva y de guerra comercial; el proletariado, en cambio, una política de paz generalizada y libertad de intercambios."

R. LUXEMBURGO, La cuestión nacional y la autonomía (1908)